Masaje terapéutico

Una de las actividades con mayor aceptación en nuestro establecimiento, por ser una manera sana y natural de acceder a la salud y al bienestar de quienes acuden a Auténtico Original Bibi, son los masajes terapéuticos.

Son muchos los pacientes que observan complacidos una mejoría en su estado de salud gracias a estos masajes. Deportistas, personas que han sufrido contracturas espontáneas, enfermos crónicos con dolencias en sus articulaciones, pacientes con vicios posturales debidos a su profesión, etc.

Con la adecuada manipulación de determinados tejidos blandos, en su justa medida y realizado por manos expertas, muchos músculos, tendones o articulaciones vuelven a su posición de relax y confort que en el fondo, son importantes aportaciones para alcanzar un mayor bienestar. Con ello se alivian y aminoran molestias e incluso se disipa el dolor.

El concepto “masaje”, más allá de su raíz etimológica, coincidente en todo caso, apunta a diferentes formas de amasar, tocar, frotar o friccionar. Aunque en realidad existen pocos efectos secundarios, debe realizarlos un experto masajista que alcance a relajar la zona dañada antes de provocar más dolor.

No obstante sí hay algunas contraindicaciones, como los períodos agudos de traumatismos, derrames, esguinces y contusiones, si existe riesgo de fragilidad vascular, cuando existen ulceraciones abiertas o se padece alguna dermatitis.

El masajista, una vez analizado caso por caso, establece y ejecuta el masaje adecuado. O incluso la combinación de alguno de ellos. Estos pueden ser de muchos tipos. Algunos de ellos son:

  • Amasamiento: Es una acción directa, de manera intensa sobre la musculatura para relajar y destensar.
  • Roce o deslizamiento: frotación superficial útil para calentamiento muscular o para tratamientos de la piel
  • Fricciones: normalmente en sentido circular o elípticos, para relajar o producir efecto analgésico
  • Compresión: es estática y puede ser incluso ayudada de vendas o cintas elásticas
  • Percusión: Consiste en el golpeo proporcionado, que normaliza el tono muscular. - Vibraciones.